Las dificultades en la educación no son insuperables

El pasado 23 de febrero Benedicto XVI presentaba una carta en Roma sobre la tarea urgente de la educación. En Profes.net, M. Fernández recoge la traducción de algunos párrafos interesantes de este escrito. Creo que son alentadoras las palabras del Papa al indicar con realismo que, aunque las dificultades en la tarea educativa en la época actual se hayan acentuado, “todas estas dificultades, de hecho, no son insuperables”. Hay que reconocer que en muchos momentos los docentes somos muy pesimistas ante la situación del panorama educativo actual, sobre todo en las enseñanzas medias, dedicando muchos ratos de claustros, charlas de café, etc. a describir las dificultades que encontramos en el quehacer diario. Estas palabras del Papa pueden ser un “toque” de optimismo para no dejarnos atrapar por una especie de pesimismo sin esperanza. Destaco también otras palabras que encuentro de interés en esta carta:

"Al tratar de proteger a los jóvenes de toda dificultad y experiencia de dolor, corremos el riesgo de criar, a pesar de nuestras buenas intenciones, personas frágiles y poco generosas: la capacidad de amar corresponde, de hecho, a la capacidad de sufrir, y de sufrir juntos"

"La libertad del hombre siempre es nueva y cada generación tiene que tomar nueva y personalmente sus decisiones… Incluso los valores más grandes del pasado no pueden ser simplemente heredados, tienen que ser asumidos y renovados a través de una opción personal, que con frecuencia cuesta"

"Los hombres procedentes de culturas diferentes pueden hablarse, entenderse salvando las distancias espaciales y temporales, porque en el corazón de todas se dan las mismas grandes aspiraciones al bien, a la justicia, a la verdad, a la vida y al amor"

Link | Artículo completo

Artículos relacionados:

Comparte tu comentario