Carta vaticana sobre la clase de religión

La Congregación Vaticana para la Educación Católica ha enviado una carta circular a los presidentes de las conferencias episcopales en la que se abordan algunas cuestiones relacionadas con la Enseñanza Religiosa en la Escuela (ERE), recordando algunos principios ya recogidos en la enseñanza de la Iglesia sobre los siguientes aspectos:

  1. El papel de la escuela en la formación católica de niños y jóvenes
  2. Naturaleza e identidad de la escuela católica
  3. La enseñanza de la religión en la escuela
  4. Libertad educativa

El religion_escuelacapítulo más amplio es el tercero, el referido a la enseñanza de la religión en la escuela, pues la carta quiere recoger la preocupación de la Iglesia por el hecho de que la ERE se haya convertido en un "objeto de debate" en muchas ocasiones y porque algunas legislaciones "tienden a reemplazarla por una enseñanza del hecho religioso de naturaleza multiconfesional o por una enseñanza de ética y cultura religiosa, también en contraste con las elecciones y la orientación educativa que los padres y la Iglesia quieren dar a la formación de las nuevas generaciones".

Transcribimos a continuación la síntesis que la propia carta facilita de lo expuesto en el citado capítulo III:

– La libertad religiosa es el fundamento y la garantía de la presencia de la enseñanza de la religión en el espacio público escolar.

– Una concepción antropológica abierta a la dimensión trascendental es su condición cultural.

– En la escuela católica la enseñanza de la religión es característica irrenunciable del proyecto educativo.

– La enseñanza de la religión es diferente y complementaria a la catequesis, en cuanto es una enseñanza escolar que no solicita la adhesión de fe, pero transmite los conocimientos sobre la identidad del cristianismo y de la vida cristiana. Además, enriquece la Iglesia y la humanidad de laboratorios de cultura y humanidad. 
 

Todo el documento me parece de gran interés, pero quiero destacar la tercera afirmación de esta síntesis, pues considero muy necesario no renunciar en el debate público a "enraizar" la legitimidad de la presencia de la ERE en la escuela en la naturaleza del ser humano. Como se dice en el nº 10 de la carta: "la enseñanza de la religión en la escuela constituye una exigencia de la concepción antropológica abierta a la dimensión trascendente del ser humano".

En ese mismo número 10, también creo que merece la pensa destacar la manera en que se expone cómo la enseñanza de la religión tiene también consecuencias en la educación cívica de los alumnos (muy oportuno para algún que otro debate en nuestro país…): "La formación moral y la educación religiosa también favorecen el desarrollo de la responsabilidad personal y social, así como de las demás virtudes cívicas, y constituyen pues una relevante contribución al bien común de la sociedad".

Para facilitar la lectura del documento, he generado el siguiente archivo en PDF: Carta vaticana sobre la ERE (1018)

Se puede acceder a la lectura de la carta manteniendo los enlaces a otros documentos en la web del Vaticano.

Vía | Zenit

Comparte tu comentario