Sobre la tumba de San Pedro

Ayer veía publicado en Zenit un artículo interesante sobre la necrópolis vaticana con declaraciones del Cardenal Comastri, presidente de la Fábrica de San Pedro. La verdad es que la investigación arqueológica que llevó al descubrimiento de la tumba de San Pedro es un tema apasionante y que he podido comprobar que despierta el interés de los alumnos más mayores. En este artículo se pueden entresacar algunas frases que explican muy bien la relevancia de este hallazgo y sus implicaciones para la historicidad de la fe cristiana, como por ejemplo:

"Debemos hacer entender a todos que la basílica no se yergue aquí por capricho, sino porque tiene debajo una historia que ha sido conservada, tutelada con extremo escrúpulo, y es la historia del apóstol Pedro.

Pedro vino a Roma; aquí encontró el martirio durante la persecución de Nerón; después fue recogido por los cristianos, porque la ley romana permitía recuperar los cuerpos de los condenados a fin de darles sepultura -añadió el purpurado, también arcipreste de la basílica vaticana–; Pedro fue traído al punto donde actualmente se eleva el altar papal, allí fue enterrado y podemos decir que desde hace dos mil años ese emplazamiento es la justificación de la presencia del obispo de Roma junto a la tumba de Pedro, esto es, del Papa.

De hecho "podemos casi tocar con la mano la tumba donde los primeros cristianos de Roma depositaron el cuerpo del apóstol Pedro" –subraya–; se ve "con extrema claridad, alrededor del lugar de la sepultura de Pedro, toda una serie de testimonios de devoción" hacia el apóstol en ese preciso punto, por ejemplo, la inscripción más célebre, en griego: Petros eni ("Aquí está Pedro")".

Os dejamos también un vídeo sobre la tumba de Pedro que hemos agregado a nuestro canal en YouTube:

 

Link Artículo | Zenit

Artículos relacionados:

Comparte tu comentario