Combatir la pobreza es construir la paz

 

Los problemas del desarrollo, de las ayudas y de la cooperación internacional se afrontan a veces como meras cuestiones técnicas, que se agotan en establecer estructuras, poner a punto acuerdos sobre precios y cuotas, en asignar subvenciones anónimas, sin que las personas se involucren verdaderamente. En cambio, la lucha contra la pobreza necesita hombres y mujeres que vivan en profundidad la fraternidad y sean capaces de acompañar a las personas, familias y comunidades en el camino de un auténtico desarrollo humano.

Benedicto XVI

Mensaje para la celebración de la Jornada Mundial de la Paz. 1 Enero 2009

 

Mensaje Completo | Vatican.va

Artículos relacionados:

Comparte tu comentario