Feliz Navidad 2012

Nuevamente nos conmueve que Dios se haya hecho niño, para que podamos amarlo, para que nos atrevamos a amarlo, y, como niño, se pone confiadamente en nuestras manos. Dice algo así: Sé que mi esplendor te asusta, que ante mi grandeza tratas de afianzarte tú mismo. Pues bien, vengo por tanto a ti como niño, […]

Quinto aniversario

Parece mentira… ya han pasado cinco años. Tal día como hoy, hace un lustro, ponía en marcha este blog y, gracias a Dios, todo lo que ha girado en torno a este proyecto han sido cosas buenas.
En el ámbito personal me ha permitido mantenerme en constante actitud de renovación y de búsqueda tratando de emplear […]